Los motores eléctricos proporcionan movimiento en una gran variedad de aplicaciones industriales. Del arranque y la inversión de los motores se encargan muy a menudo circuitos de protección mecánicos clásicos. Sin embargo, estos precisan mucho espacio y generan un esfuerzo de cableado considerable. Asimismo, la vida útil de los equipos es limitada. Para el registro de los datos de motor y procesos importantes con frecuencia se necesitan sensores complejos.

 

  • Alta disponibilidad de las instalaciones gracias a una vida útil 10 veces superior con la tecnología híbrida
  • Conexión de bus de campo flexible y sencilla con la pasarela de enlace adecuada
  • Cableado rápido gracias al circuito de enclavamiento integrado y al cableado de carga
  • Desconexión de grupos sencilla mediante conectores de bus para carril tras el paro de emergencia gracias al relé de seguridad preconectado
  • Protección de las partes valiosas de la instalación gracias a los umbrales de aviso y de conmutación que se pueden parametrizar libremente
  • Registro de datos de funcionamiento y de datos energéticos sin necesidad de costosos sensores
  • Interfaz de conector de bus para carril para la conexión directa y la transmisión de datos de proceso